Cómo sacar el máximo provecho a tu iluminador

Es un producto versátil que eleva tus looks de maquillaje por eso hoy te contamos como utilizarlo.

Desde hace varias temporadas incorporamos el iluminador a nuestros looks de maquillaje, sobre todo cuando la palabra strobing se adueñó de la tendencia. ¿De qué se trata? De destacar puntos de luz en nuestro rostro para crear dimensión y sobre todo para levantar la tez apagada.

Puntualmente el strobing lo vemos mucho en editoriales de moda y desfiles ya que logra un efecto de alto impacto que quizás no todas se animan a llevar en el día a día. Se logra “lustrando” la piel con una brocha de pelo sintético y fibras abiertas para ayudar a que el producto se difumine bien con la piel y no queden marcas.

Cómo la moda siempre baja a la calle hoy en día contamos con distintos tipos de productos que nos brindan ese efecto de luz tan buscado; desde Juleriaque te contamos cuáles son y cómo utilizarlos.

Corrector iluminador Su fórmula fluida se funde perfectamente con la piel y es muy práctico si te gusta trabajar los productos con los dedos. Elegí dos tonos más claros que tu piel para dar luz debajo de la ceja, el lagrimal, a los costados de la nariz, y comisuras de los labios. Este producto no aporta cobertura, por eso si tenés que corregir distintos tonos en tu piel primero deberás aplicar un corrector tradicional.

Iluminador líquido Es una de las fórmulas más elegidas porque al ser líquido o cremoso puede trabajarse bien tanto con los dedos como con brocha. Si querés dar un aspecto bien luminoso a tu piel podés mezclar unas gotas con tu base y aplicar uniformemente en todo el rostro. En cambio si lo trabajás solo aplícalo puntualmente en la parte alta del pómulo y llévalo hacia las sienes, en el puente de la nariz y en el arco de cupido del labio superior.

Iluminador compacto Otra forma súper versátil de iluminar el rostro y que se trabaja con brocha. Se aplica en las mismas zonas que la textura líquida o cremosa y siempre con brocha, en este caso cuánta más densidad tenga tu pincel más alta será su cobertura. Evitá colocarlo en zonas donde hay líneas de expresión o poros dilatados ya que lograrás el efecto de destacar aún más esas zonas por eso siempre andá de menos a más y colocá puntualmente donde quieras dar luz.

Brocha para pulir piel La brocha o pincel sirven para trabajar cualquier tipo de iluminador, al trabajarlo con movimientos circulares lograrás ese efecto satinado tan buscado. Para realzar aún más la luminosidad te recomendamos rociar tu brocha con una bruma hidratante o fijadora y de ese modo elevarás el efecto satinado en tu piel a otro nivel.

Te mostramos el video que preparó Ceci para que veas como lucen estos productos en la piel.

¿Qué opinas de esta tendencia? ¿Sos de agregar iluminador en tu maquillaje?

Por: Cecilia Castaño - Beauty Editor & Makeup Artist Juleriaque