Smokey eyes: 5 tips para lograr el maquillaje más deseado

Sabemos que aman este look pero a veces no saben por dónde comenzar, hoy te enseñamos el paso a paso

¿Se acuerdan allá a principios del 2000 de la novela Resistiré? Es el primer recuerdo que tengo de haber visto un smokey eyes, ese que llevaba Celeste Cid y que de repente todas queríamos aprender a hacer.

Pasaron 20 años y aún sigue siendo uno de los looks más pedidos, más votado en Instagram, el que más likes recibe. Lo bueno de este look es que puede adaptarse a distintos estilos, no necesariamente pienses en smokey y digas “no es para mí” porque con los productos correctos y puliendo la técnica podes darle la intensidad que busques.

Si bien el efecto de este maquillaje es ahumado y solemos verlo en tonos negro, marrón o gris, tené en cuenta que es válido jugar con otros tonos como el bordó, azul, verde, etc. La idea es que te animes y vayas probando las opciones que más te gusten.

Para que sepas por donde empezar te proponemos estos productos de YSL que te harán más fácil la tarea.

Dale marco a tu mirada Empezá con un lápiz del color que querés que predomine en tu smokey. Comenzá delineando tu párpado móvil sin llegar hasta la profundidad, no tiene que ser perfecto porque luego lo vas a esfumar. El Couture Kayal es ideal porque su textura cremosa se desliza muy fácil. Si querés que el efecto de tu smokey sea explícito hacé lo mismo en la línea de agua y pegado a la línea de las pestañas inferiores. En cambio si buscas un look más sutil marcá sólo el extremo final del ojo en una V “acostada”, es decir entre la base de tus pestañas superiores y la cuenca del ojo.

Empezá a esfumar Ahora es el momento de fijar el delineado y comenzar con el verdadero efecto ahumado. Al igual que con el delineador, elegí el color de sombra que querés que predomine. Si usás una paleta como la Couture Palette comenzá con un tono intermedio para sombrear por encima del delineado que realizaste en el primer paso. Si querés intensificar algunas zonas del ojo elegí un tono más oscuro para sombrar el párpado inferior o marcar la V sobre el final del párpado superior. Con el tono más claro podés iluminar justo debajo de la ceja o el lagrimal, de ese modo generás luces y sombras en tu mirada.

No te olvides de las cejas Hace tiempo que las cejas son protagonistas y en este look no es la excepción. El Couture Brow es tu gran aliado para rellenar, peinar y dar volumen a tus cejas. Si tenés muchos espacios vacios dibujá pelo por pelo primero con un lápiz y luego aplicá este producto que en un solo gesto brinda cejas perfectas.

Máscara de pestañas Infaltable en cualquier look pero para un verdadero smokey te aconsejo que apliques máscara en las pestañas superiores e inferiores. La Volume Effet Faux Cils las separa, alarga y aporta volumen mientras las tiñe de un negro intenso que se mantiene fijo por horas. Una verdadera arma de seducción para completar tu mirada.

Corregí e iluminá Si aún no dominás bien la técnica de esfumado, no te preocupes, es sólo cuestión de práctica. Una vez que completes tu look de ojos te aconsejo que utilices el corrector iluminador Touche Eclat para corregir las líneas que no hayan quedado bien esfumadas y porque gracias a su efecto iluminador destacarás mucho más creando contraste con los tonos oscuros de tu mirada. Su fórmula es tan ligera que te permite trabajarlo bien incluso con los dedos.

Desde Juleriaque sabemos que si aún no lo hiciste seguramente ya estés por empezar a practicar tu look smokey eyes, incluso podés practicar en otros ojos para dominar mejor tu técnica.

Abajo compartimos más productos YSL para que completes tu look.

Por: Cecilia Castaño - Beauty Editor & Makeup Artist Juleriaque